jueves, 5 de agosto de 2010

Mantras y lenguaje


 
Hoy toca ser un pelín irreverente, a riesgo de morder la mano que me da de comer. 
El caso es que me encanta el humor iconoclasta que echa por tierra y se descojona de tantas y tantas convenciones preestablecidas (sí: a mis años, y me parto con los Simpson, Futurama o Padre de Familia); también admiro a Quino (más allá de Mafalda), Miguel Brieva, Andrés Rábago (“el Roto”) o Ernesto Rodera (http://vinetasdeernestorodera.blogspot.com/), todos ellos nos dan un punto de vista ácido que contrapone grandes dosis de sentido común a los razonamientos absurdos que nos intentan hacer comulgar con ruedas de molino. Es exactamente la misma sinceridad sorprendida del niño que dice en voz alta que el rey está desnudo, cuando todo el rebaño de adultos callaba, bien por miedo, o bien por complicidad con la mentira pactada.

En el mundo adulto en el que se desarrollan nuestras vidas profesionales intento no perder esa mirada. En concreto uno de los fenómenos que más me llama la atención es el de los mantras: palabras y frases que prestidigitadores y vendedores de crecepelo del s XXI repiten hasta la saciedad ya sea porque algún día quisieron decir algo, con éxito, (y el éxito llevó al abuso), o ya sea porque son expresiones y códigos “de moda”, y el no recurrir a ellos les haría perder el mimetismo entre los componentes del grupo al que pertenecen, esto es: mera supervivencia o miedo a la exclusión.
En fin, lo iré completando, pero de momento ahí van algunos de los “palabros” a los que me refiero, no puedo evitar que se me escape una sonrisilla cuando los leo o los escucho en alguna reunión… ¿qué pensaría Bart de todo esto?:
1/ ARQUITECTURA, todo un filón
(las frases de la izquierda son combinables con las de la derecha de manera indiferente,
el éxito ante el cliente está asegurado, sobre todo si se trata de un concejal, alcalde o consejero impresionable)
…conforma un nuevo paradigma que…
… será un referente de arquitectura sostenible
…demuestra vocación de proyectarse más allá de su tiempo y…
articula/vertebra en torno a sí…
… la combinación de diferentes texturas/materiales reciclados…
…logra evocar/se inspira en…
relaciona una parte de la ciudad en la que ocurren muchas cosas, con su entorno más inmediato, y…
…al fin revaloriza/recupera un espacio denostado
(¡viva la contradicción!) el elemento perimetral, permeable, integra pero a la vez enmarca y protege la actuación, lo que…
…supone cerrar una brecha/suturar una herida
2/ MBA-business world
En esta lista los mantras de escuela de negocios están menos contextualizados, son más puntuales: palabras sueltas, casi todas anglicismos o, peor aún, malas traducciones:
  • Acuerdo win-win
  • El know-how
  • Outsourcing
  • Actitud proactiva
  • Evaluación del desempeño
  •  
…y ¡Abracadabra!,más prestidigitación:
Spin off…
…que colaborará a implementar…
…la estrategia de…
…innovación
Visión…
…orientado a la..
…la gestión de la…
…sostenibilidad
Plan…
…mediante el que se modelizará…
…una nueva configuración en materia de…
…cultura de empresa
Benchmarking de clusters…
(¡¡tócate los…!!)
…por el que se logrará un nuevo posicionamiento potenciando…
…políticas de satisfacción del cliente en relación a…
…áreas de oportunidad

3/ Jerga técnica
Cambiamos de palo, y pasamos de hablar de mantras para entrar en el campo de las patadas directas al diccionario. Ésta va para mis colegas los ingenieros: las memorias y presupuestos de proyecto, programas informáticos, sistemas operativos y demás documentos técnicos están plagados de atentados contra nuestra bonita lengua, que curiosamente se producen en un intento de hacer complicado lo sencillo… justo lo contrario a aquello para lo que nos entrenaron.
Una de las más dolorosas que me he encontrado últimamente es la siguiente perla “elementos de soportación”… no sé qué mente puede idear que “soportación” es mejor que “soporte”…¿¿por la simple razón de que es más largo??

Español de toda la vida, sencillo y hermoso
¡patadón!
verbo
sustantivo derivado
adjetivo/participio
nuevo verbo "inventado" a partir del sustantivo
nuevo adjetivo "inventado" a partir del sustantivo
recibir
recepción
recibido
recepcionar
recepcionado
poner
posición
puesto
posicionar*
posicionado
referir
referencia
referido
(geo) referenciado
(geo) referenciar
conectar
conexión
conectado
conexionar
conexionado
(re)dirigir
dirección
(re)dirigido
(re)direccionar
(re)direccionado
influir
influencia
influido
influenciar
influenciado
Iniciar
inicio
Inicializar
inicialización
*la RAE acepta referenciado, quizá por el uso (igual que acepta toballa o setiembre)
En fin, cada profesión tiene su jerga, afortunadamente muchos neologismos pasan sin pena ni gloria al baúl de las palabras pasadas de moda: ¿quién no recuerda cómo hace tan sólo diez años el manual del buen vendedor de ordenadores recomendaba repetir el mantra “multimedia” diez veces a la hora?.
Yo, mientras dure tanta tontería, seguiré procurando divertirme con discreción, os recomiendo hacer lo mismo, que la risa es muy sana.

viernes, 9 de julio de 2010

Vintage



"término tomado del inglés (a su vez del francés) para designar cualquier objeto antiguo, de diseño artístico y una factura de calidad."

Lo retro arrasa. Superados los 80 y 90, años en los que mirar para atrás parecía un sacrilegio y todas las tendencias estéticas apuntaban al futuro, y una vez alcanzada la quimera del año 2000 (con bastante decepción: proporcional a las esperanzas que la psicología colectiva parecía haber depositado en tan redonda cifra), parece que retomar referentes del pasado vuelve a cobrar prestigio.
La reedición del Mini, o del Fiat 500 son manifestaciones de una corriente que se inspira en tiempos ya lejanos. La moda de lo pasado llegó en primer lugar al diseño de ropa y complementos (mundo en el que por otro lado soy un profundo ignorante). En los últimos años hemos podido observar cómo el comercio de calles madrileñas como Piamonte, Belén, Argensola o La Palma recuperan o emulan, la estética de la época dorada de la artesanía, y no sólo en los artículos que venden, sino también en la configuración general de locales y expositores.
La carpintería, estucos, forja y vidriería del medio siglo que va de 1880 a 1930 -con su clímax en el modernismo y el art dèco- fueron abandonados hace décadas por sistemas constructivos mucho más rápidos y económicos tanto en materiales como, sobre todo, en mano de obra especializada. Y sin embargo hoy en día, rodeados del resultado de la fabricación industrializada -Normas Tecnológicas de la Edificación (1970´s-2000) y del CTE (2006)- aquellas décadas son reconocidos por cualquiera como el apogeo de la arquitectura residencial. 




¿Volverán algún día a construirse edificios como los de los barrios de Salamanca (M), La Recoleta-Retiro (BA), Paseo de Gracia (B) …por no hablar del VIII Distrito de París o el centro de Budapest?. Lo dudo, y ni siquiera lo considero deseable… podría caerse en un anacronismo absurdo, y en no pocas horteradas. No obstante sí me gustaría brindar un homenaje a todas las generaciones previas de arquitectos y artesanos que, con su buen oficio, nos legaron un patrimonio que contenía 10 veces más horas de diseño y 100 veces más horas de trabajo artesanal por m² que la arquitectura posterior.