martes, 17 de mayo de 2011

Venganza

Cada cultura y cada época han tenido sus propagandistas, y viceversa: la moral y los intereses de toda sociedad se reflejan en su ficción.
Así, la colonización del mediterráneo por los griegos tenía su espejo en la mitología y en las aventuras de los argonautas, la reconquista y su continuación por inercia en América, se incentivan y reflejan en las gestas inverosímiles de los libros de caballería de los que se mofa Cervantes. El sometimiento de África hasta se veía como algo gracioso en Titín en el Congo... 80 años antes de El Sueño del Celta, eso sí.

 
No voy a entrar en juzgar cuál era el castigo que se merecía Bin Laden, ni si era pertinente correr el riesgo de atentados o secuestros masivos pidiendo su liberación en el tiempo de su dentención, juicio y condena. Símplemente doy mi respuesta a la fácil acogida que el asesinato de estado ha tenido entre todos los que celebraban el hecho: Hollywood lleva décadas sembrando apología de la venganza, y su cine es la voz de la hegemonía de Estados Unidos. El cine educa, y en este caso maleduca.
Sinceramente, creo que todos nos alegramos del fin de esta historia, lo que cuestionan muchas voces es el cómo se han hecho las cosas... porque si una democracia con más de dos siglos de antigüedad se ha puesto al nivel del abyecto Osama, y sin embargo es aplaudida, es en parte gracias a haber visto miles de películas  en las que por encima de todo, al final siempre ganan los buenos, y el malo tiene una muerte dolorosa.

1 comentario:

  1. http://www.democracynow.org/2011/5/12/spanish_judge_baltasar_garzn_on_bin

    ResponderEliminar

Comentarios, enlaces...