jueves, 19 de abril de 2012

Ideas, ideas, ideas...

La magia del capitalismo: satisfaga una necesidad y tendrá el premio de hacerse rico... eso si no se le adelanta otro antes.

No es por alardear de sentido común (que también), pero es que ya van muchas, seguro que os ha ocurrido alguna vez ver realizada una visión "vuestra":

Allá por el siglo pasado, cuando supe qué era eso del Autocad y empecé a manejarlo para el proyecto fin de carrera, lo primero que pensé fue "¿y por qué no crear una base cartográfica que no acabe en los límites del municipio sobre el que estoy centrado?, de acuerdo, ese mapa, resultado de empalmar una con otra todas las hojas 1:50.000 con las que entonces trabajábamos, pesaría tantos terabytes que no habría disco duro que lo soportase (por entonces), pero si la información se descargase de internet a medida que haces zoom, problema resuelto": al par de años nació Google Earth, lo que supuso un salto de gigante para nuestro trabajo como urbanistas.

Otra: año 2009, sin saber qué era eso del car sharing, que por lo visto empezaba a rumiarse en algunas ciudades de Europa, y convencido como estoy de que en el futuro, por condicionantes económicos y medioambientales quizá debemos adaptarnos a una "economía de guerra sin estar en guerra", escribía esto en una nota de FB (aún no había abierto el blog): 

"En otros países se ha externalizado el ciclo de la colada, casi nadie tiene lavadora ni plancha en casa, y tiran de tinte o de instalaciones en las zonas comunes de los edificios.
Pues bien, ha de llegar la hora de vaciar los aparcamientos de nuestras calles de coches sin uso y pasar al uso compartido de un número mucho menor de vehículos… de hecho, desde siempre ha existido una mancomunidad del servicio de transporte (con chófer), ¿qué son los taxis si no?, pero su precio no es del todo competitivo por la renta del taxista (poca gente se plantea prescindir del coche para tirar de taxi toda su vida, quien lo hace generalmente es porque no tiene carnet). Creo que la solución pasa por hacer extensivo el alquiler del vehículo, sin papeleos, pasando tan sólo una tarjeta de cliente o mediante pago con el móvil, como quien alquila una bici, la tomo aquí, la devuelvo allá… con oficinas de alquiler de proximidad y sobre todo, a través de un cambio de cultura que nos libere del afán de posesión de nuestra máquina más contaminante, tanto en su fabricación, como en su ciclo de vida y finalmente a la hora de su desguace. Las cuentas salen: los 20.000€ de adquisición de un vehículo que quizá tan sólo vas a usar ciertos fines de semana (¿30 fds/al año?) y durante las vacaciones (¿tres semanas/año?)->80 días/año, a 40€/día, dan para alquilar durante más de 6 años, y liberarte del coste de mantenimiento, seguros, aparcamiento, etc. que no hemos tenido en cuenta."

...pues bien, ayer me vino Adriana con este folleto: www.bluemove.es

La próxima será una idea que puede parecer peregrina, pero cuyo éxito creo que presenciaremos en un escenario >200$/barril... el resucitar del dirigible:
1) en sustitución de muchas de las funciones del helicóptero (control y vigilancia), 2) como modalidad de viaje tranquilo y luxury (mismo cliente que el transcantábrico), o 3) como transporte eficiente (el "barco del aire" tiene la menor ratio combustible/tonelada movida que pueda imaginarse), pero claro, otra vez será alguien con más pasta quien se adelante. 



9 comentarios:

  1. Lo de los dirigibles creo que es la cuarta vez que te lo oigo, ggggggggg (sigo sin verlo claro...).

    Aquí va una mía, una editorial que se dedique a la traducción de libros deportivos al español. La carencia en el mercado es casi absoluta, y los que hay, o los que sacan en español, se aprovechan de esto y crean unos precios abusivos.

    ResponderEliminar
  2. Sí, es una pequeña obsesión, casi una provocación que hago a la gente para que sean atrevidos al pensar en ideas (hasta lo lancé como propuesta de modelo de negocio en el MBA).

    No sé si te convneceré con un dato: los helicopteros más eficientes (Eurocopter EC-3, Sikorsky S 76A, o MD 900) consumen del orden de 200kg de queroseno cada hora, y tienen una autonomía de entre 400 y 700 km, que en ida+vuelta no da para mucho. Sólo es cuestión de que el petróleo suba de precio (algo inevitable en los próximos años), veremos entonces. El mayor problema lo plantea la disponibilidad de helio (tan ligero que escapa de la atmósfera), incluso aunque se logren implantar centrales de fusión, una de 1000MW tan sólo generaría como subproducto unos 450 kg de He al año.

    Por supuesto, tengo otras ideas más realistas y de menor escala, pero esas no las publico aquí... hay que tratar de acometerlas.

    Adelante, te animo a lanzar "Publicaciones Deportivas Arias", aunque el libro en papel va a quedar como el CD: sólo para unos pocos nostálgicos como nosotros.

    ResponderEliminar
  3. No importa, en ebook si hace falta, pero en español.

    Otra pega es la movilidad, no?¿ en plan rapidez y eso. Tú imagínate que tienen que ir a rescatar a uno a un monte, o llevar a un tipo que se está muriendo al tejado de un hospital...

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente: la velocidad máxima es de unos 150 km/h, además no pueden operar con temporal, por eso entre las aplicaciones no he incluído labores de rescate. No sustituye en esto al helicóptero, sin embargo, al igual que considero que coger el coche para distancias de menos de 10 km (en lugar de la bici o el transporte público) es casi inmoral, por ineficiente, también echo en falta el dirigible cuando veo helicópteros sobrevolando Madrid en tareas de vigilancia de tráfico y de seguridad. En este caso hablo de dirigibles pequeños.

    Subiendo de tamaño cambiando de aplicación (carguero: hasta 160 toneladas), la competencia ya no sería el helicóptero, sino el barco, y ahí si que gana en velocidad el dirigible.


    Por último... trasteando he visto que somos una gran tropa los convencidos por la idea, si te interesa echa un ojo a:

    http://www.ison21.es/2007/10/29/turtle-airships/
    http://www.fabio.com.ar/2682

    ...y también es cierto que quienes más fuerte han apostado por esto, han fracasado (económicamente aún no se dan las condiciones que citaba de 200$/barril):

    http://www.aerospace-technology.com/projects/cargolifter/

    ResponderEliminar
  5. Y de cuántos pasajeros estamos hablando?¿ También es más barato que los barcos?¿

    O sea que de momento sólo es más rentable que los helicópteros cuando el precio del petróleo se ponga supercaro. Y para dichas labores de vigilancia no valdría un globo y santas pascuas?¿ Así se vería Madrid con 2 o 3 globos todos los días sobrevolando la ciudad...

    ResponderEliminar
  6. 1.-El Hindenburg de 1936 llevaba a 120 personas entre pasajeros y tripulación. "Barato" es un concepto complejo: hay que ver a)costes de construcción (aparato e infraestructura) y b) costes de explotación (mantenimiento de infraestructura y combustible), y finalmente repercutirlos en €/Ton·km.
    En ambos campos te diría que el dirigible gana por goleada, incluso al barco.

    2.-Ese escenario llegará, y tú y yo lo veremos.

    3.-Coge un globo, sustuye el aire caliente por helio, ponle unas hélices para ir adonde tú quieras y no donde te lleve el viento, y ...¡eco!, acabas de reinventar el dirigible. Si te parece más decorativo píntalo como quieras :-)

    PS1: hoy he contado 6 helicópteros sobrevolando Madrid, debía pasar algo ¿?, o quizá eran pasadas largas del mismo aparato... en cualquier caso en un día normal veo dos o tres: €€€, para la poli parece que no hay recortes.

    PS2: te agradezco que me asaetees a preguntas, porque me obligas a buscar información; mira, los de Lockheed ya están en ello: http://www.youtube.com/watch?v=CKAyJ3zKTus&feature=player_embedded

    PS3: en realidad estaba preparando la escapada de este puente a Bruselas, pero me has picado e igual hago una entrada sobre el tema... a ver si me da tiempo.

    ResponderEliminar
  7. Lo de barato es un concepto complejo suena como cuando un político trata de explicar algo... gggggggggggggg 120 personas me parecen muy poco, y ya sin hablar del por qué se hacen los cruceros, con todas sus pijerías como piscinas, bingos, casinos.. yo qué sé, todas esas cosas. Eso sí, hace poco leí que se hacían rutas para ricos al Titanic (en el último NG, por cierto, que yo creo que te puede interesar la revista, y sólo son 25 euros al año, creo recordar), así que en plan turismo de lujo podría ser. Porque está bien que pueda ser que el dirigible gane por goleada en lo que comentas, pero lo importante es que gane en lo de amortizar, si no no va a ningún lado...

    Lo que me ha parecido interesante es lo de mover cargas pesadas... que si se consiguiera al escenario que comentas restaría unos cuantos camiones que no iría mal (aunque yo sigo sin verlo... gggggggg), aunque habría que atarlas bien atadas... ggggggggggggggggg

    Bruselas!! bonita ciudad, si quieres date una vuelta por mi álbum, aunque no hay muchas porque mezclé con Brujas, Amsterdam, Amberes y Gante...
    Ah! y que no se te olvide ver el perroken pis (nombre no oficial...) https://www.facebook.com/photo.php?fbid=227859946523&set=a.218780086523.128095.736046523&type=3&theater

    ResponderEliminar
  8. Lo de barato voy a ver si te lo explico mejor en la próxima entrada. Sólo una idea: el avión será el último consumidor de queroseno, la movilidad por tierra se puede electrificar (el dirigible también), pero los aviones y helicópteros siempre necesitarán "quemar" algo (también pueden ser biocombustibles, pero la tierra fértil es también limitada).

    Es verdad que en principio sólo apunto a viajes de placer. Tan solo en un escenario de escasez absoluta de petróleo se plantearía el transporte efectivo de pasajeros (pero suena un tanto utópico, un extremo similar a resucitar el barco a vela).

    En cuanto a la capacidad, imagino que si en 1936 podían hacerse para 120 (80 pasajeros+40tripulantes), en la actualidad se podría superar esta cifra holgadamente. En todo caso soy más partidario de que la gente muera de 120 en 120, y no de 800 en 800 como en un A380, ggg.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. De hecho la variedad de ideas hacen que surjan cada día negocios nuevos. Claro que la mayoría de gente cuando quiere empezar a emprender su negocio trata de hacerlo según su estado económico por ejemplo hay personas que prefieren hacer un negocio de comidas rápidas u otras personas eligen hacer una zapatería, y así como estos hay muchos negocios por escoger, la cuestión esta en elegir un negocio que sea viable y que por supuesto ofrezca una buena estabilidad económica.

    ResponderEliminar

Comentarios, enlaces...